Presentación

El Archivo Municipal de Zaragoza conserva la documentación generada por la administración municipal en el transcurso del tiempo, desde el siglo XII hasta la actualidad; también acoge otros documentos en conjuntos cerrados o bien de forma aislada, que sin ser originados por la actividad propia del municipio se han ido incorporando a ese acervo común, por ser de extraordinario interés para la historia de la ciudad; es lo que ocurre con el Archivo del General Palafox y con la colección Jordana de Pozas, que fueron objeto de compra, o con el Archivo Familiar de Ricardo Magdalena, y con el de la Junta de Defensa de la Torre Nueva, estos últimos fruto de donaciones desinteresadas.

Misión del Archivo Municipal de Zaragoza

Reunir, conservar, organizar y difundir la documentación generada por el Ayuntamiento de Zaragoza y aquella otra relacionada con la ciudad que se reciba, con el fin de ponerla a disposición de la ciudadanía para la investigación histórica, la información, el estudio y la resolución de asuntos administrativos, así como para su uso por los propios servicios municipales en el desarrollo de sus funciones.

¿Qué es un Archivo?

Abrir el detalle de: imagen de un antiguo Libro de actas
imagen de un antiguo Libro de actas
1-5-1 Signatura 23

Un archivo es el conjunto de documentos producidos o reunidos por una persona o una institución a lo largo de su vida. Estos documentos pueden tener muchos soportes: pueden estar en papel, pergamino, en soporte informático...

Cuando hablamos de archivo hablamos de documentos, igual que cuando nos referimos a una biblioteca pensamos en libros y cuando lo hacemos de una hemeroteca nos estamos refiriendo a periódicos y revistas. Pero estos documentos no se han juntado porque sí, son el reflejo de la vida de una persona o de la historia de una institución u organismo, son los documentos que ha ido produciendo o recibiendo en su quehacer diario.

Las funciones de un archivo son varias: por una parte, los documentos nacen con una misión, se hacen para algo (por ejemplo, para dar fe de un nacimiento, o para demostrar una venta, o como testimonio de un pago). Por eso su primera función es práctica.

Esta primera función a veces permanece durante mucho tiempo, puesto que durante mucho tiempo puede ser preciso para demostrar un derecho o para hacerlo valer ante un tribunal; poco a poco, sin embargo, va apareciendo otro valor: el valor histórico. Estos documentos son testimonio de nuestro pasado, como personas, como instituciones o como pueblo, y son la herramienta fundamental con la que cuentan los historiadores para explicar lo que fuimos, cómo y porqué.

Sin embargo, hay documentos que nunca llegarán a tener valor histórico, pues la información que contienen no es importante o está ya reflejada en otros documentos. Por eso, cuando pierden la función para la que se crearon, estos documentos pueden ser destruidos, aunque siempre con un estricto control: es lo que llamamos expurgo o eliminación.

¿Qué es el Archivo Municipal?

Abrir el detalle de: imagen de la Escalera de la Sala de Lectura
imagen de la Escalera de la Sala de Lectura

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene el deber de velar por la protección y conservación del patrimonio documental municipal, que está constituido, según la ley del Patrimonio Histórico Español, por los documentos de cualquier época generados, conservados o reunidos por el Ayuntamiento en el ejercicio de sus funciones.

El Archivo Municipal de Zaragoza está formado por los documentos que ha producido el Ayuntamiento de nuestra ciudad a lo largo de los siglos, y por aquellos otros que a través del tiempo se han recogido (donaciones, compras...).

Así pues, la función del Archivo es recoger, organizar, conservar y poner a disposición de los usuarios los documentos producidos por el Ayuntamiento de Zaragoza en el ejercicio de sus actividades a lo largo de los años. El Archivo existe desde que existe una organización municipal, pues ésta necesita conservar constancia escrita de sus numerosas actividades, para de ese modo servir de testimonio e información.

Por lo tanto, es a la vez:

  • Archivo histórico: conserva documentación desde 1126
  • Archivo Central: sigue recogiendo los documentos y expedientes que el Ayuntamiento genera y que tienen valor administrativo.

Estas dos facetas reunidas hacen que los usuarios del Archivo sean de tres tipos:

  • El investigador o estudioso de historia.
  • La Administración, es decir, los diferentes servicios municipales que solicitan expedientes para utilizarlos como antecedentes, extraer datos, reiniciar una tramitación, etc.
  • El ciudadano en general, para obtener información sobre diversos aspectos de la vida municipal en su conjunto o datos concretos sobre asuntos que le afectan directamente como administrado. El acceso a estos datos será siempre en el marco de la legislación vigente en esta materia.

Historia

La organización municipal ha precisado desde sus primeros tiempos de un Archivo donde conservar la constancia escrita de sus numerosas actividades, que quedan reflejadas en las distintas series documentales que custodia, desde los Privilegios Reales hasta la documentación mas reciente, pasando por las Actas de Plenos Municipales, los Libros de Cridas o Pregones, la documentación de Carnicerías, Abastos, Hacienda, Padrones, y un largo etcétera.

Desde los tiempos mas lejanos en la historia del Archivo, cuando la documentación municipal, especialmente los Privilegios, se custodiaba en la Catedral de La Seo, hasta nuestros días, los fondos municipales se han conservado en diferentes edificios.

Desde la Edad Media estuvieron en las Casas del Puente, hasta que en 1912 se trasladó el Ayuntamiento al edificio levantado en el solar del antiguo Convento de Predicadores en la Plaza de Santo Domingo, instalándose el Archivo en el refectorio. En 1969 se había establecido el Archivo, como el resto de las dependencias municipales, en el edificio construido expresamente para Ayuntamiento en la Plaza del Pilar. Una buena parte de los documentos, los que hoy denominamos de Administración Municipal, permanecieron en aquel refectorio hasta el año 1983, en que se trasladaron al antiguo Cuartel de Palafox.

Durante varios años el Archivo estuvo ubicado en dos lugares: la Casa Consistorial y el Cuartel de Palafox. Finalmente, el 23 de abril de 1994 se inauguró la sede en el Palacio de Montemuzo.

Desde febrero de 2010, el Archivo Central se ubica en el sótano 1 del edificio Seminario, donde se pueden consultar los expedientes urbanísticos desde 1940 (incluido) así como los del resto de servicios municipales desde el año 2000

Abrir el detalle
Abrir el detalle
Abrir el detalle
Abrir el detalle
Abrir el detalle