Ayuntamiento de Zaragoza

Juventud / CIPAJ

Escapadas cerca de Zaragoza

Tema: Turismo y transporte

Sumario

  1. A pie o en bici
  2. A la aventura
  3. Montones de excursiones por hacer

Seguro que estás soñando con irte a la playa, a la montaña, al extranjero... Pero a veces, llevarlo a cabo no es sencillo: este verano a lo mejor te toca estudiar o trabajar, o no puedes permitirte ese gasto. Si echas un vistazo a la Agenda de este Boletín, encontrarás un montón de razones más para quererte quedar este verano en Zaragoza. Pero si te apetece salir un poco de la ciudad, te proponemos un montón de excursiones de un día, para descubrir lugares que probablemente no conozcas y a los que puedes viajar con poco tiempo y dinero.

1. A pie o en bici

¿Te has planteado que para conocer otros lugares solo necesitas tus pies? En las afueras de Zaragoza tienes sitios fantásticos a los que puedes ir andando, en bici o con tu tarjeta de bus urbano. Coge una gorra, una cantimplora llena de agua, algo de comer, calzado cómodo, ropa fresca y crema solar...y lánzate! Aquí te proponemos unos cuantos:

  • Galacho de Juslibol. Está tan cerca que probablemente ya lo conozcas, pero nunca está de más volverlo a visitar. Además, si no acostumbras a andar demasiado, es una excursión cómoda: si te cansas, siempre puedes coger el bus nº 43 para volver. ¿Que qué es lo que te vas a encontrar? De todo: además de la laguna hay bosques, acantilados, las ruinas de un castillo, aves, mariposas, sapos...y hasta culebras, arañas y alacranes! Toda una aventura al lado de casa.
  • La Cartuja Baja. Vale, sí, tienes un bus que te lleva hasta allí, pero, ¿has probado alguna vez a ir andando? Es una excursión muy entretenida y te descubrirá muchos de los rincones naturales de Zaragoza que permanecen inalterables al paso del tiempo: el Soto de Cantalobos, la huerta de Las Fuentes, las exclusas de Valdegurriana... Al final del camino encontrarás el barrio de La Cartuja Baja, probablemente uno de los más desconocidos de la ciudad para sus propios habitantes y, desde luego, el más curioso. El barrio se instaló en la antigua Cartuja de Miraflores, del siglo XVII, y las casas particulares corresponden a las celdas de los monjes. Del antiguo monasterio se conservan la iglesia, la portería, la hospedería...
  • Galacho de la Alfranca. Está un poco más lejos y es más desconocido que el de Juslibol, pero muy interesante. Tienes dos opciones para llegar: ir hasta La Cartuja con el bus nº 25 y desde allí continuar andando durante 9 km (2 horas, aproximadamente) o acercarte hasta Pastriz en bus y continuar hasta el Galacho a pie durante algo más de 4 km. Si vas en bici, puedes comenzar tu ruta desde el barrio de Las Fuentes y seguir el Camino Natural La Alfranca. Cuando te canses, no te preocupes: durante el recorrido encontrarás varias áreas de descanso con fuentes, bancos, papeleras... ¿El premio a tu esfuerzo? Disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, con un bosque de sauces, álamos, chopos y olmos, carrizales y todos los animales que viven en ellos: garzas, aguiluchos, zorros, ginetas, jabalíes... Pero no solo es el patrimonio natural lo que hace especial a La Alfranca, sino también los monumentos que puedes encontrar allí, en especial el Palacio de los Marqueses de Ayerbe.
  • Las barcas del Ebro. ¿Sabías que hay zonas junto al Ebro a las que, todavía hoy, solo se puede llegar en barca? Atrapada entre el río y los montes del Castellar, en Sobradiel, está la Finca Candespina, que cuenta con su propia barca en funcionamiento. Puedes llegar allí paseando por la ribera desde Casetas (acércate hasta allí con el bus o Cercanías). Si continúas el camino, cruzarás un soto y llegarás hasta la barca del Castellar y al río Jalón.
  • Meandro de Ranillas. Para esta excursión no te tienes que mover de la ciudad, aunque si te fijas en el paisaje, en seguida te parecerá que estás muy lejos. Se trata de meandro de Ranillas que, a pesar de los cambios que experimentó para acoger la Expo de 2008, conserva buena parte de su estado natural. Como punto de partida, puedes coger cualquiera que te permita descender hasta el camino que rodea el Ebro por su margen derecha, como el puente de la Almozara o el del Tercer Milenio. Sigue el Camino de Monzalbarba, que bordea el Ebro, desde el que podrás observar el soto de la otra orilla. Cuando llegues al puente de la autopista, tocará cruzar al otro lado, siguiendo nuestro ya conocido Camino Natural del Ebro. En él, disfrutarás del soto, los huertos o la noria, entre otros lugares destacables.
  • Río Gállego. Es, probablemente, el río que menos conocemos quienes habitamos en Zaragoza, pero merece la pena acercarse a pasear por su ribera. Desde su desembocadura hasta el barrio de Santa Isabel tienes solo 3 km, así que puedes hacer la ida y la vuelta en una sola mañana. De camino podrás ver la pasarela sobre el río, huertas, el bosque de ribera. Si te ves con ánimo, puedes alargar el camino remontando el río hasta el parque de la Torre del Ajo, a unos 7 km de la desembocadura, y volver en el bus desde la avenida de Montañana.
  • El Barranco de la Muerte. Suena a peli del Oeste, pero está aquí al lado. Debe su nombre a dos batallas. En la primera, en el siglo XII, se enfrentaron las tropas cristianas de Alfonso I el Batallador contra las musulmanas. En la segunda, en 1710, es decir, durante la Guerra de Sucesión, el choque fue entre los partidarios de Felipe V y el Archiduque Carlos. Como te puedes imaginar por el nombre del lugar, las dos batallas acabaron con un baño de sangre. A pesar de su historia, hoy el barranco es un parque la mar de agradable al que puedes acceder siguiendo el Canal Imperial.
  • Fuente de la Junquera. Pregúntale a tus padres o abuelos: seguro que cuando eran jóvenes pasaron muchas tardes de verano aquí, bañándose y pescando. Hoy el río Huerva no da para tanto, pero sigue siendo un buen lugar para pasear. Al final del camino tienes una zona de esparcimiento con terraza, un restaurante, un merendero. Tienes toda la información sobre estos recorridos (y algunos más), recomendaciones, etc. en la web de Zaragoza Anda
  • Rutas por el cementerio. Aunque pueda parecer un poco tétrico, en realidad el cementerio de Zaragoza encierra muchos lugares interesantes, curiosos. y sí, tranquilos. Durante los domingos de los meses de julio, agosto y septiembre puedes conocer su naturaleza con rutas organizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza, aunque si prefieres dar un paseo a tu aire, encontrarás la información sobre la flora, la fauna y la geología del cementerio en su página web. Ahí también puedes echarle un vistazo a las rutas artísticas por el camposanto, para descubrir los personajes conocidos que ahí descansan o conocer toda la historia que encierra.
  • Utebo. ¿Sabías que una de las torres más bonitas de estilo mudéjar de Aragón está en Utebo? Tanto es así que hay una copia de ella en el Pueblo Español de Barcelona. Para llegar a pie o en bici, solo tienes que seguir el Camino Natural del Ebro haciendo la ruta Zaragoza-Juslibol-Monzalbarba-Utebo. Saliendo desde el centro de Zaragoza son más de 16 kilómetros solo de ida, pero puedes volver en bus o cercanías o acortar un poco el camino desde alguno de los barrios por los que pasan.
  • Torres de Movera. Si estás pensando en torres como las de los castillos, craso error: en Aragón también se llama torre a las casas de campo. En Movera se conservan unas cuantas, como la torre de Santa Engracia, del siglo XVII. Esta ruta también te servirá para conocer el barrio y las huertas que todavía se conservan, y algunos de sus monumentos, como la iglesia de Nuestra Señora de Movera. El paseo completo es de un poco más de 15 km. Para llegar hasta allí, puedes subirte al bus de la línea 201 o 201B

2. A la aventura.

¿Lo tuyo es la acción en la naturaleza? ¿Te gusta hacer deporte? Aquí tienes una propuesta.

3. Montones de excursiones por hacer.

Estamos terminando ya, pero se nos han quedado en el tintero muchísimos lugares con encanto a los que puedes hacer una excursión exprés: localidades con un pasado muy interesante, monumentos espectaculares, paisajes de impresión, pueblos abandonados y misteriosos, lugares donde refrescarte. Si te interesa, te damos un par de pistas para seguir informándote:

  • ¿Lo bueno de que Zaragoza esté más o menos en el centro de su provincia? Que puedes llegar a casi todos los lugares sin demasiado esfuerzo, al menos si tienes un medio de transporte propio. En la web de turismo de la Diputación Provincial encontrarás muchas ideas con rutas temáticas, información sobre todas sus localidades...
  • Si amplías un poco más tu objetivo, puedes llegar a otros rincones interesantes de Aragón. En la web de Turismo de Aragón encontrarás los sitios más visitados de la Comunidad e información de contacto, rutas temáticas, etc.

Información actualizada en julio de 2019

CIPAJ, Centro de Información Juvenil.. Casa de los Morlanes. Plaza San Carlos, 4. 50001 Zaragoza. Tel. 976 721 818. cipaj@zaragoza.es