Cambio Climático y Calidad del Aire

ESTRATEGIA DE ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA CIUDAD DE ZARAGOZA

Aprobado el 11 de noviembre de 2010 por el Gobierno de Zaragoza.

INTRODUCCIÓN

"Hoy es urgente y esencial que el mundo se movilice ante el cambio climático. De hecho, ya no puede haber debates acerca de la necesidad de actuar, porque el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático, que presido, ha establecido que el cambio climático es una realidad inequívoca y más allá de cualquier duda científica...
...Puesto que el efecto del cambio climático es global, hace falta que el planeta como un todo adopte medidas específicas de adaptación. Sin embargo, ya es claro que la capacidad de adaptación de algunas comunidades se verá superada rápidamente si no se reduce la intensidad del cambio climático"

R K Pachauri, Presidente del Grupo (Panel) Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático IPPC.

El Protocolo de Kioto de 1992 emanado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro) ya hacía referencia a la mitigación del cambio climático y establecía limitaciones a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Más recientemente, ante la necesidad de preparar los ecosistemas y las ciudades para los efectos que está ocasionando el efecto invernadero, se ha añadido el concepto de adaptación. Hoy se habla de IMPERATIVO, es imprescindible disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y llevar a cabo actuaciones de adaptación.

El cambio climático es un hecho y son dos los dos tipos de medidas necesarias para combatirlo, mitigación y adaptación. Cada ciudadano y cada comunidad debe contribuir en la medida de lo posible al mantenimiento del planeta, disfrutar en él y con él y cuidar de él.

Con la puesta en marcha de la Estrategia para la mitigación del Cambio Climático y la mejora de Calidad del Aire de Zaragoza, aprobada por Resolución del Gobierno de Zaragoza de 17 de abril de 2009, el Ayuntamiento de Zaragoza ya ha adoptado medidas de mitigación con las que pretende evitar la emisión de un 30% de CO2, en el período 2005-2015. En este momento quiere colaborar, además, con el planteamiento global contra el cambio climático desarrollando sus propias políticas de adaptación.

¿Qué es la adaptación?

El Plan Nacional de Adaptación al Cambio climático define ADAPTACIÓN como un ajuste en los sistemas naturales o humanos en respuesta a estímulos climáticos previstos o a sus efectos, que mitiga los daños o explota oportunidades beneficiosas
Este documento tiene como objeto sentar las bases de una estrategia que permita a la ciudad de Zaragoza afrontar con éxito la adaptación al cambio climático, eliminando o atenuando los efectos negativos sobre la salud, los recursos y la biodiversidad, y contribuyendo al estímulo de las oportunidades de la ciudad tanto de índole económica, con la consiguiente creación de nuevos empleos, como tecnológica.

Ateniéndonos a la definición de políticas como orientaciones o directrices que rigen la actuación de una entidad en un campo determinado, lo que se pretende establecer en este documento son las líneas básicas de actuación que facilitarán la definición de las medidas concretas y de los programas más adecuados para llevarlas a cabo.

La Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de Zaragoza EAZ se establece ante los efectos observados como consecuencia de los estímulos climáticos que se están produciendo y de los que se espera puedan producirse en adelante. Estas efectos o impactos son las señales de alarma de las que deriva la necesidad de llevar a cabo actuaciones de adaptación y que orientan acerca de las medidas más efectivas que deberán tomarse.

Estas medidas no solo tratan de evitar o disminuir los daños sino que también pueden producir efectos beneficiosos.

Las medidas de un plan de adaptación deben ser, básicamente, las relacionadas con el ahorro de agua, con la protección de los ecosistemas y, en especial, con la protección de la salud y de la seguridad de las personas ya que éstas pueden verse seriamente afectadas. Y desde luego han de tener en cuenta la planificación territorial, los usos del suelo y los cambios de uso del suelo.