Archivo-Biblioteca-Hemeroteca

La Lonja de la ciudad

12/03/2019. Magnífico edificio renacentista, su construcción fue propugnada por muchos mercaderes y ciudadanos y decidida el 18 de febrero de 1541, en sesión del capítulo municipal.

 

El edificio proyectado por el maestro Juan de Sariñena, como lonja de mercaderes, fue construido por el consistorio zaragozano entre 1541 y 1551.

 

Máximo exponente de la arquitectura civil renacentista aragonesa. Fue también desde su construcción una prolongación de las Casas de la Ciudad o del Puente ( bit.ly/1gpoWZK ). Su función era un servicio del Concejo. Pero además servía de marco a celebraciones, fiestas y actos municipales y la sala alta o sala de armas almacenaba los arcabuces, picas y otros instrumentos defensivos de la ciudad.

 

Su construcción se llevó a cabo con el material local del valle del Ebro, el ladrillo. El interior es un salón diáfano, en el que reside su funcionalidad y las columnas que soportan las bóvedas, son una interpretación aragonesa de los gustos renacentistas, que consiste en corregir visualmente el efecto alargado de las columnas anillándolas a un tercio de su altura.

 

La Lonja estaba comunicada con las Casas del Puente a través de la portada ornamentada en el muro oeste del salón que servía para dar paso a la capilla de la sede del gobierno municipal, junto a la que se encontraba.

 

Fue escenario de las fiestas del Pilar en el que se proclamaba a las reinas y damas de las fiestas. Se organizaban cenas, bailes y festivales de jota.

 

Desde 1970 comienza a usarse como sala de exposiciones. Está considerada como la sala principal del Ayuntamiento de Zaragoza y espacio de referencia para acoger los más destacados y ambiciosos proyectos expositivos.