Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El 50% de la población de Zaragoza reforzó su solidaridad y relaciones afectivas a pesar de la incertidumbre, los problemas de salud y económicos derivados del confinamiento por el COVID19

14/07/2020.

 Se han presentado los resultados de la encuesta ciudadana sobre condiciones de vida, percepción y valoración emocional que contestaron más de 5.000 personas de Zaragoza durante el confinamiento:

De ellos se desprende que.el futuro preocupa a más del 70% de la población de Zaragoza y más del 25 % reconoce tener problemas para ahorrar. 

Además, un 35% de la población de Zaragoza manifestó tener problemas provocados por la pandemia relacionados con la salus, el estado de ánimo o la incertidumbre laboral en un contexto de crisis



 

Los resultados de la encuesta realizada en pleno confinamiento indica que los zaragozanos, además de cumplir estrictamente el confinamiento, tejieron lazos de solidaridad y cooperación. Más del 30% se preocupó por sus familias y vecinos, incrementó en un 50% sus relaciones personales y participó en actividades de apoyo. A pesar de que un 35 % de la población de Zaragoza manifiestó tener problemas provocados por la pandemia relacionados con la salud, el estado de ánimo o la incertidumbre por la situación económica o laboral en un contexto de crisis. Una vez más la red familiar se presenta como el "sostén" de muchas familias frente a las situaciones imprevistas.
Y con todo, el 35% de los encuestados considera prioritario apoyar a los más próximos, la necesidad de ser más solidario. Se reabren los anhelos de volver a viajar, y un 70% considera esencial apoyar las empresas que se han comprometido durante la pandemia. Todo ello, desde una visión pragmática donde la mayoría vislumbra los grandes problemas de España. Hay un apoyo decidido de más de un 70% en impulsar los cuerpos de seguridad, los servicios sociales, sanitarios, de atención a los mayores, el apoyo a las Pymes, la educación y la formación digital.
De la encuesta se desprende que la atención de los servicios esenciales, las redes digitales y los servicios públicos han complementado la responsabilidad ciudadana ante la pandemia. Internet y los dispositivos móviles han permitido mantener los contactos y una parte de la actividad, a pesar de su desigual uso y acceso.
Los zaragozanos demandan a las instituciones y, especialmente, a las administraciones locales que no sólo han de desarrollar políticas de atención social y asistencial, sino que, en un horizonte, a medio y largo plazo, tendrán que redefinir las estrategias de distanciamiento social, la gestión de los servicios asistenciales, sociales, participativos, culturales o educativos, los modos de relación y de movilidad, y las actividades económicas.


Así se desprende de los resultados de la encuesta ciudadana realizada desde el 22 de abril al 7 de mayo por el Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con la Cátedra Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica de la Universidad de Zaragoza, para conocer el bienestar emocional de sus vecinos durante el confinamiento, una encuesta online que batió record de participación al haber resgistrado un total de 5.300 respuestas, una cifra que duplica el límite de 2.300 respuestas considerado óptimo en este tipo de estudios para que los resultados sean representativos. Del total de participación, el 62,2% fueron de mujeres y el 37,8% restantes de hombres, y por grupos de edad, el 64,5% era una población de entre 19 y 49 años.

El consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo; la Jefa de la Oficina de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, María Jesús Fernández Ruiz, y el director de la cátedra, el profesor de la Universidad de Zaragoza, Ángel Pueyo, han presentado en rueda de prensa las conclusiones de este cuestionario, que esta tarde serán expuestas en el Consejo de Ciudad, donde se creará un grupo de trabajo frente a la COVID-19.
Aunque el futuro preocupa a más del 70% de la población de Zaragoza y más del 25 % reconoce tener problemas para ahorrar, los encuestados manifiestan incertidumbre, miedos e irritación, pero apuestan por ir más allá de la crispación y que la municipalidad promueva cuidados, acogida, vida saludable, sostenibilidad, convivencia, ayuda mutua, solidaridad, crecimiento socioeconómico, cultura, identidad o prospectiva.
La inmovilización ha potenciado hábitos positivos como la lectura, escuchar música, el ejercicio, la formación personal, el desarrollo de las aficiones o el compartir actividades con la familia. El tiempo libre se ha dedicado a todo tipo de actividades de ocio, siendo reseñable todo lo audiovisual (como un aumento de más de casi el 50% en contenidos de canales de televisión de pago).

La cuasi disponibilidad universal de dispositivos digitales ha supuesto el traslado de actividades tradicionalmente presenciales a canales digitales como gestiones administrativas, compras, servicios financieros o contacto familiar (que ha  ha supuesto aumentar en más de un 80% el uso de estos dispositivos).


Un 2% de los encuestados reconocía en ese momento tener a alguien con COVID-19 en su hogar (se acercaba bastante a las estadísticas nacional de ese momento), la mayoría con los síntomas clásicos de la enfermedad. Casi su totalidad fue atendida telemáticamente, siguieron estrictamente el confinamiento, aunque a más del 10% se le hizo muy duro el aislamiento. La muestra representa mayoritariamente mujeres con menos de cincuenta años, que no eran trabajadores esenciales y que, además, se vieron afectadas anímicamente.
En la encuesta han participado la Oficina Técnica de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto; la Cátedra de Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica; la Senda Europea de Cooperación, Ayuda y Normalización entre Territorios de Oportunidades; Grupo de Estudios de Ordenación del Territorio (GEOT) de la Universidad de Zaragoza y el Hospital Royo Villanova.