Navidad

Escuchar contenido de la página

Los Reyes Magos

Rey Melchor

Melchor

El Rey Melchor, blanco y con barba rubia, viene desde Asia.

Abriendo el grupo de personas que le acompaña se encuentra un músico que hace sonar sin cesar un gong gigante. Le acompañan también músicos con flautas, panderetas, bailarinas, comefuegos, tragasables... y, además, sus soldados con arcos y lanzas.

El Rey Melchor, que es astrónomo, desde su carroza mira al cielo y observa las estrellas para leer en ellas los sueños de los niños. La carroza también está ocupada por su paje principal y sus sirvientes que llevan los regalos. Junto a él avanza una lámpara maravillosa, que recoge los deseos para hacerlos realidad, un gran elefante sobre el que van dos príncipes con sus acompañantes y una torre con niños donde se guarda el oro que entregarán en el Portal del Belén de la Plaza del Pilar. Un grupo de soldados con arcos y lanzas arropan y protegen a Melchor, a su paje principal y a sus sirvientes.

 

Gaspar

Rey Melchor

El Rey Gaspar es moreno y procede de Europa.

Su séquito evoca la Edad Media y la magia celta. Tres Gigantes Sabios, acompañados de una formación de músicos percusionistas, son los primeros en desfilar. A continuación, aparece una gran fiesta alrededor de un tonel gigante, bien pertrechado de viandas y vino, y a su alrededor se encuentran malabaristas, saltimbanquis, mesoneras y otros representantes del pueblo. Después se sitúa la carroza de los dos druidas, que tiene poder y control sobre el fuego y son capaces de hacer magia.

Los portadores de bengalas acompañan a un grifo gigante. El Rey Gaspar, que en su carroza va arropado por su paje principal y los sirvientes que portan los regalos, va leyendo libros de magia y realizando experimentos. Tras él camina la Guardia Real, donde un capitán manda a un grupo de soldados con espadas y escudos.

 
Rey Melchor

Baltasar

El Rey Baltasar es negro y representa a África.

Cuatro músicos con tambores abren su cortejo. Un típico mercado africano con mercaderes, vendedores de alfombras, aguadores, mendigos... forman el séquito. La carroza del tesoro es la más espectacular y allí el brujo realiza encantamientos. Detrás avanza la Barca Sagrada, donde un Sumo Sacerdote y una sacerdotisa, con el Arca de la Sabiduría, van rodeados de los sirvientes egipcios con su capataz al frente. A continuación, un ídolo que representa a una diosa es conducido por un hechicero con máscara y, después aparece una escuela árabe, donde los niños aprenden los trucos de la magia que les enseña su maestro. La Guardia Real, presidida por su capitán y la portaesandarte, abre el paso a la carroza del Rey Baltasar, donde también van su paje principal y los sirvientes con la mirra que llevan de presente.