Calidad del Aire

Calidad del Aire >> Red Automática

Cuando algunas sustancias, compuestos o formas de energía se encuentran en el aire con concentraciones o niveles tales que pueden causar daños o molestias a personas, animales, vegetación o materiales se denominan contaminantes atmosféricos.

 

contaminantes
La contaminación se origina por la emisión de los contaminantes denominados primarios, que son el monóxido de carbono (CO), óxidos de azufre (SO2 y SO3), óxidos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos (HC)n, aerosoles, partículas sólidas y líquidas, sulfuro de hidrógeno (H2S), cloruro de hidrógeno (HCI), fluoruro de hidrógeno (HF), plomo, dióxido de carbono (CO2) y otros compuestos.

 

Estos contaminantes primarios dan lugar a otros compuestos, entre los que cabe destacar los oxidantes fotoquímicos. A estos contaminantes fotoquímicos inducidos por los primeros se les denomina contaminantes secundarios, porque no se emiten, sino que se forman por reacciones fotoquímicas en la atmósfera.

Los precursores de los contaminantes secundarios son los óxidos de nitrógeno y los hidrocarburos, emitidos en grandes cantidades a través de los tubos de escape de los vehículos automóviles y otros procesos industriales.

En consecuencia, se denomina contaminación fotoquímica a la originada por la presencia de gases y aerosoles formados en las reacciones producidas en la atmósfera entre los óxidos de nitrógeno, algunos hidrocarburos volátiles y el oxígeno, en presencia de una fuente de radiación solar, en situaciones atmosféricas estables, situaciones anticiclónicas, en las que los contaminantes no se dispersan ni en sentido vertical ni horizontal.
En estas reacciones fotoquímicas se forman una serie de sustancias complejas en cuyas reacciones de formación entran el ozono, aldehídos, peróxido de hidrógeno, radicales libres, peroxiacetilnitrilo (PAN) y otras de creciente importancia en los núcleos urbanos.
capas de la atmósfera