La Ciudad

Noticias

El uso del teléfono móvil durante la conducción supuso el 61% de las denuncias realizadas en la campaña de control realizada esta semana

28/03/2019.

Las distracciones al volante son el principal motivo de uno de cada cuatro accidentes que se producen en vías interurbanas y son igualmente un importante factor de riesgo durante los desplazamientos urbanos

 

La Policía Local de Zaragoza ha realizado durante esta semana una nueva campaña de prevención y vigilancia en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), en este caso prestando  especial atención a las distracciones al volante, un factor concurrente en el 25% de los accidentes de tráfico con víctimas en vías interurbanas.

A lo largo de tres días (25 al 27 de marzo) se ha controlado a 1.446 vehículos, de los cuales se ha denunciado a 28 (2%). De entre las denuncias cabe destacar que 17 de ellas han sido por utilizar el teléfono móvil (61% de las denuncias); 8 por utilización de casco o auriculares conectados a aparatos de sonido (29%); una denuncia por manipulación de pantallas de acceso a internet y monitores, etc. (4%); y 2 denuncias (7%) por otros motivos, en concreto por la inobservancia en la señalización y por no mantener libre el campo de visión.

Desde la Policía Local se destaca el alto cumplimiento general de la atención al volante por parte de los conductores y conductoras. Sin embargo, se insiste en alertar y en recomendar a todas las personas que conducen que no hay que bajar la guardia. Es llamativo que el uso inadecuado del teléfono móvil está presente en el 61% de las denuncias realizadas.

Distracciones y velocidad, una suma peligrosa

Se produce distracción en la conducción cuando algún suceso, actividad, objeto o persona, dentro o fuera del vehículo, captan la atención del conductor y la desvían de la tarea de conducir. Cuanto mayor es la velocidad del vehículo, menor margen de reacción tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre totalmente en la tarea de conducir y trate de evitar las posibles distracciones.

Distracción y velocidad son un binomio que aumenta muy significativamente los niveles de riesgo durante la conducción. El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de la vía, choque con el vehículo precedente o atropello.

La evidencia disponible indica que el uso del teléfono móvil durante la conducción aumenta de forma significativa el riesgo de colisión. Ese riesgo podría ser entre cuatro y seis veces superior al riesgo en condiciones normales de conducción.

Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un "whatsapp", encender un cigarrillo, ajustar la radio o el reproductor de CD mientras se conduce, supone apartar la vista de la carretera durante un cierto tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.